El concerto grosso.

APUNTES DE HISTORIA DE LA MÚSICA MODERNA (1500-1900).

El concerto grosso.
Este género, que murió con el Barroco ---pese a ciertos intentos por revivirlo en el siglo XX---, se puede describir como “una obra para orquesta de cuerdas y bajo continuo --- cello más órgano o clavecín--- formada por al menos tres --- pero a menudo más --- movimientos, en los cuales ocasionalmente intervienen algunos instrumentos solistas”. Los solistas --- dos violines, y a veces también un violoncello--- forman el llamado “concertino”, y el grueso de la orquesta se llama “tutti”. Gran parte del encanto de esta forma musical proviene de la alternancia entre concertino y tutti (pero hay que advertir que ésta no es tan sostenida e insistente como en la forma concerto a solo , también aparecida en este período).
El concerto grosso apareció en el Barroco maduro ---1650 á 1700---, y se inició con Arcangelo Corelli (1653-1713), Giuseppe Torelli (1658-1709) y Alessandro Scarlatti (1660-1725). Corelli --- cuyo Opus 6 es referencia obligada en el género--- es el principal de estos autores (pese a lo cual, opinamos que ha sido algo sobrevalorado). La mayoría de sus concerti , sin embargo, constan de un número excesivo de movimientos muy breves y poco desarrollados (sobre todo los lentos) ; una excepción notable es el concerto Opus 6 número 6 , llamado “de Navidad”, obra maestra en el género. Torelli incluye menos movimientos y los elabora más; A. Scarlatti desarrolla poco, e introduce instrumentos de viento (flauta, trompeta).
La madurez del concerto grosso se alcanza en el Barroco tardío (1700 á 1750), con autores como Manfredini (1684-1762), Geminiani ---discípulo de Corelli--- , Vivaldi y Albinoni (quienes, aunque no cultivaron mucho el género, produjeron ejemplares notables); Johann David Heinichen (1683-1729) (cuya obra se está redescubriendo en este momento), quien también introduce flautas y oboes; Haendel –cuyo Opus 6, tan magistral como el de Corelli, constituye un homenaje a él---; Pieter Hellendaal y Pietro Locatelli , discípulo también de Corelli. Sin embargo, quizá el mejor ejemplo de concerto grosso lo constituyen los Conciertos Brandenburgueses números 3 y 6 de J.S. Bach.
En este período, lo característico del concerto grosso es el sabio tratamiento de las cuerdas, sensual unas veces (en los adagios), incisivo otras (en los allegros) ; el uso ocasional de ritmos de danza y de pasajes fugados.
La decadencia del género se produce cuando los compositores comienzan a deslizarse peligrosamente por la pendiente del sentimentalismo. Este es el caso de Francesco Antonio Bonporti (1672-1749), Baldassare Galuppi (1706-85), y Giovanni Battista Pergolesi (1710- 36). Ello es especialmente notorio en este último autor ---quien, por lo demás, posee un gran encanto en otras de sus obras, y en su Stabat Mater alcanza una expresividad de buena ley---.
Con el desarrollo de la sinfonía--- a partir de la obertura de ópera---, decayó el interés por
el concerto grosso. (Sin embargo, todavía Mozart compuso sonate da chiesa al estilo antiguo – pero con la sensibilidad moderna---.).

Fuente: Raúl A. Simón Eléxpuru
2006.

Nelson y sus Estrellas

Nelson y sus Estrellas Nelson David González Rojas (Caracas, 29 de diciembre de 1946) es un compositor, músico y director venezolano, p...